La Técnica Metamórfica es una herramienta muy útil para solucionar traumas inconscientes tanto recientes como antiguos, desde la concepción hasta el momento actual.

Acariciando los pies, las manos y la cabeza con mucha suavidad, despertamos la conciencia de la persona a la cual estamos tratando.
Mientras estimulamos estos puntos reflejos, estimulamos también la columna vertebral, las glándulas y los órganos que lo rodean, además la energía que circula en la región vertebral conserva los recuerdos del periodo prenatal.

Esta técnica la pueden recibir bebés, niños y adultos enfermos o sanos.

Para que está indicada

  • Estados de depresión, estrés, insomnio, pérdida de un ser querido.
  • Falta de autoestima, inseguridad, obsesiones.
  • Fibromialgia, cáncer, enfermedades en general.
  • Accidentes y traumas, parálisis.
  • Las adicciones de alcohol, tabaco, droga, comida, etc.
  • Ancianos y cuidadores.
  • Niños con problemas escolares, adolescentes y sus familiares.
  • Embarazadas. Ayuda a gozar del embarazo y dar a luz sin dificultades.
  • Bebés con problemas de nacimiento u otros.
  • Para los momentos en la vida en los que necesitamos tomar decisiones y no nos atrevemos. O necesitamos hacer cambios. Cuando parece que todo está estancado.